ROCK Y CINE

28 febrero, 2017

FEBRERO
El cine se ha sentido atraído por las obras de Shakespeare, por existir en estas una estructura cinematográfica y una sólida construcción dramática en los temas: logra la fluidez de la acción requerida, por momentos la espectacularidad y hasta propicia grandes movimientos de masas, tan gratos al objetivo de una cámara. No se desdeña, por supuesto, la enorme riqueza psicológica de los personajes que concibiera, devenidos retos para los intérpretes de todas las épocas.
El cine se ha sentido atraído por las obras de Shakespeare, por existir en estas una estructura cinematográfica y una sólida construcción dramática en los temas: logra la fluidez de la acción requerida, por momentos la espectacularidad y hasta propicia grandes movimientos de masas, tan gratos al objetivo de una cámara. No se desdeña, por supuesto, la enorme riqueza psicológica de los personajes que concibiera, devenidos retos para los intérpretes de todas las épocas.




FacebookYoutube